ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

La CONSCIENCIA es VIDA y la VIDA es CONSCIENCIA. Donde hay VIDA hay CONSCIENCIA. Donde hay CONSCIENCIA hay VIDA.

Todo en la existencia se define por las frecuencias vibratorias de consciencia: la luz, el sonido, el color, todo fenómeno físico tanto vivo como inanimado. Si cambias las frecuencias vibratoria de cualquier cosa, entonces cambias el aspecto de la misma, sea sonido, color, gas, liquido, órganos físicos.

Cuando los órganos físicos presentan un aspecto de mala salud, es porque las frecuencias vibratorias normales de aquel órgano físico han sido reducidas y la VIDA dentro del órgano ha sido disminuida.

Mantener la energía más elevada dentro de ti resulta imposible si te alimentas de materias muertas. Si procuras una energía más elevada y al mismo tiempo pretendes consumir alimentos que te roban esa energía, no llegas a ninguna parte. Si quieres que tu campo de energía permanezca fuerte, debes evaluar todas las energías que en forma rutinaria permites que entren en tu campo, en especial los alimentos. Los alimentos ejercen un papel sumamente importante en tu nivel vibratorio y estado de energía.

Puedes tener la impresión de que tu cuerpo es materia concreta, carne y hueso, pero tu CUERPO está constituido de ÁTOMOS, es PURA ENERGÍA!! Cuando miras a detalle en los átomos, ves primero partículas y luego, en niveles más profundos las partículas mismas desaparecen en esquemas de pura energía, vibrando en cierto nivel. Y si uno contempla desde esta perspectiva la manera en que come, puedes ver que lo que ingresa a su cuerpo como alimento afecta a su estado vibratorio. Ciertos alimentos aumentan la energía y la vibración, y otros la disminuyen. La verdad es así de simple.

En consecuencia, toda enfermedad es resultado de una reducción de la energía vibratoria, y cuando tu energía se reduce a un cierto punto, en el mundo hay fuerzas naturales que están destinadas a desincorporar tu cuerpo. Cuando alguien muere, las células del cuerpo pierden de inmediato su alta vibración y se vuelven muy ácidas en su composición química. Para los microbios del mundo, los virus, las bacterias y los hongos el estado ácido es señal de que es tiempo de descomponer ese tejido muerto. Ése es su trabajo en un universo físico: devolver un cuerpo a la tierra.

Cuando tu cuerpo experimenta una reducción de energía a causa de la clase de alimentos que comes, eres susceptible a la enfermedad. Funciona de la siguiente manera: cuando ingieres alimentos, éstos son metabolizados y dejan un residuo en tu cuerpo. Éste residuo es, en su naturaleza, ácida o alcalina, según el alimento. Si es alcalina puede extraérsela rapidamente del cuerpo con poca energía. Sin embargo, si los residuos son ácidos, para la sangre y el sistema linfático resulta muy difícil eliminarlos, por lo cual los almacenan en los órganos y tejidos como sólidos: formas cristalinas de baja vibración que producen bloqueos o perturbaciones en los niveles vibratorios de las células. Cuantos más de esos subproductos ácidos se almacenan, más ácidos se tornan estos tejidos, y aparece un microbio, de uno u otro tipo, que percibe todo este ácido y dice “Ah, éste cuerpo está listo para descomposición”. Entonces comienza a sufrir ataques microbianos. Todas las enfermedades humanas son resultado de estos ataques.

Los alimentos inadecuados pueden reducir el nivel vibratorio hasta el punto en que las fuerzas de la naturaleza inician el proceso de devolver el cuerpo a la tierra.

Todas las enfermedades se originan mediante la acción microbiana. Las investigaciones lo confirman. La acción microbiana cumple su trabajo, la alimentación ácida crea el ambiente perfecto para el desarrollo de inflamaciones, infecciones que posteriormente causan diversos canceres, tumores, lesiones arteriales, etc.

Los alimentos que uno consume determinan de una manera considerable el PH del cuerpo, sea éste ácido o alcalino. Los alimentos ácidos son las comidas pesadas, lácteos, demasiado cocidas, harinas, azucares, enlatados, alimentos procesados, carnes, cualquier alimento de procedencia animal, el alcohol, pastelería, bollería, y otros. Alimentos alcalinos son más verdes, más frescos, y más vivos, como las verduras y sus zumos, legumbres, fruta, cereales enteros, brotes, fruta. No podría ser más simple.

Puedes encontrarte en éste momento en un estado de acidez por tu mala alimentación, y también por tu deficiente gestión de las emociones, tema el cual abordare en otro artículo, pero la buena noticia es que puedes revertir todo esto y cambiar de un estado de baja energía, vibraciones densas a un estado de salud vibrante, alegría y vitalidad. Empecemos cambiando tu alimentación, de hecho tus alimentos también influyen en tu estado anímico, aprende a seleccionar alimentos de alta vibración y verás cómo prontamente empieza a cambiar tu cuerpo y con ello tu mundo entero.

Si quieres comenzar un proceso rápido de cambio en tu cuerpo, desintoxicarlo y también desintoxicar tu mente y tus emociones te invito a participar del Reto de 40 Días

5 julio, 2017

Próximo Programa online

banner taller del amor

Próximo Taller Presencial

imagen taller  el despertar del corazon

Formación de Instructor

formación de instructores

Taller para Empresa

imagen taller para empresa
Alejandra Plaza © Diseño web por DISEÑO FS STUDIO