Alejandra Plaza

LIBERARTE DEL DOLOR EMOCIONAL Y DE LAS LIMITACIONES

“Se tu mismo el cambio que deseas ver en el mundo”
MAHATMA GANDHI


La verdadera libertad existe, llega al soltar el dolor del pasado

¿Quieres liberarte del dolor emocional en tu vida y de las limitaciones de hábitos y conductas negativas ?, ¿Quieres vivir plenamente?. Si estas seguro que deseas cambiar tu vida, tienes que saber que vas a atravesar una puerta donde te encontrarás todas las limitaciones que te han sido impuestas desde la infancia. Va a llegarte toda clase de sentimientos, muchos de los cuales no supiste como manejarlos por tu corta edad y falta de discernimiento. Ahora tienes plena capacidad de asimilar los episodios ocurridos, quedarte con el aprendizaje y desechar lo que ya no te sirve, en lugar de guardar en tu inconsciente la experiencia, y regresar a ella recurrentemente como fuente de información para tu comprensión y adaptación al mundo.

Cuando te decidas a afrontar las experiencias del pasado que te han causado dolor, comiences a trabajar con ellas para procesar, digerir y metabolizarlas, tu vida será mucho más plena, llena de energía y significativa.

Nuestras experiencias y nuestros sinsabores pasados han escrito nuestra historia emocional. La exploración de nuestras emociones permite que cambiemos la conducta y los sistemas de creencias, en lugar de limitarnos a repetir siempre la misma historia. De ese modo, podemos aprender conscientemente, a partir de los sentimientos dolorosos que experimentamos, cuáles son nuestras limitaciones y cómo podemos decodificarlas. Tenemos la posibilidad de dar un giro a nuestra vida utilizando nuestras emociones como fuente de información para conocer donde debemos realizar los cambios precisos. Así como un rencor puede transmutarse en perdón y compasión, el miedo también puede transformarse en coraje y valentía, la vergüenza en respeto y valoración hacia uno mismo.

Para poder enfrentar el trabajo que viene a continuación, se necesita un compromiso y una valentía inquebrantable para afrontar el dolor y el miedo, así como la belleza y la alegría que hay en nuestro interior. Cuando llegamos al momento donde debemos descubrir y liberar las emociones tóxicas que tenemos bloqueadas en nuestro campo cuántico (info-energía), tenemos la valiosa oportunidad de re-codificar reemplazándolas por nueva información (info-energía), que potencie nuestra vida y nos permita vivir en dicha y bienestar.

Las emociones que presiden nuestra vida

Nacemos con cinco emociones principales: miedo, enfado, tristeza, alegría y amor. Cuando expresamos de un modo sano dichas emociones, el miedo nos protege, la tristeza nos proporciona empatía y conexión con las personas, nos permite derramar lágrimas sanadoras para consolar nuestras pérdidas, la alegría nos proporciona entusiasmo necesario para vivir apasionadamente, mientras que el amor, nos brinda la oportunidad de experimentar unión y el consuelo de las relaciones basadas en amor. Estas cinco emociones constituyen las esenciales que subyacen a todos los sentimientos que experimentamos a lo largo de cada jornada.

Pero también vamos despertando otro tipo de emociones, algunas de ellas saludables como la dicha, felicidad, gratitud, entusiasmo, ilusión, optimismo, esperanza, confianza; dependiendo del entorno en el cual crecimos y nos desarrollamos. Pero también vamos despertando otro tipo de emociones, como la impaciencia, insatisfacción, agobio, duda, desconfianza, inquietud, desanimo, pesimismo, etc. Todas estas emociones tóxicas también se van despertando dependiendo del entorno en el cuál crecemos.

El dolor emocional está ahí para ser sentido, abrazado y luego liberado; no para dominar nuestra vida, ni cegar nuestra visión, ni robar nuestro futuro, ni apagar nuestra energía, porque al momento de hacerlo, se convierten en emociones tóxicas y deterioran nuestra vida.

Manejo de las emociones

Son 3 las maneras que tenemos de manejar las emociones:

1. Supresión. En una de las formas con la que tapamos los sentimientos y los ocultamos. Cuando suprimimos un sentimiento lo hacemos de manera consciente, pero cuando es inconsciente es una represión de nuestras emociones. Es como que no sabemos cómo manejar nuestros sentimientos y queremos reprimirlos. Eludimos el sufrimiento que nos produce y tratamos de seguir adelante en la vida de la mejor forma posible. Cuando el sentimiento amenaza con emerger es lanzado instantáneamente al inconsciente.

2. Expresión. Mediante este mecanismo, el lenguaje corporal canaliza, verbaliza o afirma la sensación, que se representa en un sin fin de demostraciones activas. La expresión del dolor emocional deja salir únicamente la suficiente presión interna para que el resto del contenido pueda ser suprimido. La expresión si no es canalizada correctamente puede provocar un efecto contrario, puede llegar a propagarlo y darle mayor energía. Además, solo se logra expresar una parte y el resto queda nuevamente suprimido y se mantiene al margen de la conciencia.

3. Escape. Es la evitación de los sentimientos a través de la diversión. Esta evitación es la columna vertebral de la industria del entretenimiento y de la fabricación de bebidas espirituosas, drogas, y de las múltiples adicciones que hoy tienen las personas, tales como la comida, las compras, chatear, las redes sociales, los juegos al azar, el sexo, etc. Las adicciones son un paliativo al dolor emocional, hoy en día muy tolerado socialmente.

Emociones tóxicas

Cuando las emociones dolorosas no han sido digeridas correctamente, estas quedan estancadas en el inconsciente convirtiéndose en tóxicas, dañando progresivamente nuestra vida, deteriorando nuestra salud y nuestras relaciones.

El cúmulo de emociones estancadas en el subconsciente genera las futuras reacciones y experiencias que tenemos. La predisposición a reaccionar con miedo, por ejemplo, depende de la cantidad de miedo que ya esté presente en nosotros para ser desencadenado por un estímulo. Cuanto más miedo interno tenemos, más cambia nuestra percepción del mundo ante una expectativa temerosa.

Para una persona temerosa, el mundo es un lugar aterrador. Para una persona enfadada, el mundo es un caos de frustración y aflicción. Para la persona culpable, este es un mundo de tentación y pecado; los ve en todas partes. Lo que tenemos dentro, colorea nuestro mundo. Según el arquetipo que llevamos puesto, el mundo se comporta con nosotros. Si liberamos y renunciamos a la culpa, veremos inocencia. En cambio, si mantenemos el sentimiento de culpa, veremos siempre el mal y la tentación. La regla básica es que nos centramos en lo que hemos reprimido.

Los acontecimientos en la vida

La mente racionaliza y prefiere mantener las verdaderas causas de la emoción al margen de la conciencia; para ello, utiliza el mecanismo de la proyección. Culpa a los acontecimientos o a otras personas por “causar dolor emocional” y se ve a sí misma como la víctima inocente e indefensa de causas externas. “Ellos me hicieron enfadar”, “Él me ha lastimado”, etc. En realidad, los sentimientos suprimidos y reprimidos buscan una salida y utilizan los acontecimientos externos como desencadenantes y excusas para desahogarse.

Cuando la presión de los sentimientos suprimidos y reprimidos excede el nivel de tolerancia del individuo, la mente crea un acontecimiento externo al que rendirse y desplazarse. Así la persona con un gran dolor reprimido crea inconscientemente acontecimientos tristes en su vida. La persona miedosa precipita experiencias aterradoras; la que está enfadada se rodea de circunstancias indignantes, y la orgullosa siempre está siendo insultada.

Como dijo Jesús “¿Por qué ves la paja que está en el ojo de tu hermano y no sientes la viga que está en tu propio ojo?” (Mateo 7,3)

En el Universo, todo emite una vibración. Cuanto más elevada sea, más poder tiene. Como son energía, las emociones emiten vibraciones. Estas vibraciones emocionales impactan en los campos de energía corporales y revelan efectos que se pueden ver, sentir y medir. Por lo tanto, nuestros pensamientos y emociones, se transmiten a través de la energía vibratoria a una distancia ilimitada. Esto significa que de una manera rutinaria y sin saberlo, nuestro estado emocional y nuestros pensamientos son percibidos por los demás.

Dado que las emociones emiten un campo de energía vibratorio, afectan y determinan a las personas de nuestro entorno. Las emociones reprimidas y suprimidas en el nivel psíquico influyen en los acontecimientos vitales. Así enfadarse atrae pensamientos de enfado. La regla básica del universo vibratorio es que lo semejante atrae lo semejante. El amor promueve amor, de modo que la persona que ha soltado una gran cantidad de pensamientos de negatividad está rodeada de pensamientos de amor, episodios de amor, gente y mascotas cariñosas. Las personas con conciencia de prosperidad atraerán riqueza a sus vidas, y los con conciencia apática y de pobreza atraerán pobreza a sus vidas.

Debido a que en los niveles de energía vibratoria, todos los seres vivos estamos conectados, nuestro estado emocional permanente es registrado y genera una reacción en los seres vivos que nos rodean.

Mecanismo de liberación emocional

Para lograr una liberación profunda y completa es necesario:

1. Reconocer la emoción tóxica subyacente detrás de la creencia y pensamiento
2. Darle un nombre
3. Expresarla de manera consciente (Puedes escribir detalladamente todo lo que sepas sobre el origen de la emoción y los sucesos y personas relacionados)
4. Introducción de las técnicas de liberación
5. Cambio de percepción
6. Cambio de experiencias

Liberar las emociones a través de la escritura

La escritura como expresión del dolor interno ayuda muchísimo para liberar toda esa energía retenida.

¿Cómo hacerlo?

1. Escribir en primera persona para canalizar mejor toda tu energía interna. El yo aporta una perspectiva concreta a las palabras.

2. Las cartas son una buena herramienta terapéutica para sanar las heridas del alma. Puedes escribirte cartas a ti mismo como si fueses alguien externo. Este ejercicio es útil para ganar objetividad respecto de un problema.
También puedes escribir cartas a las personas que te han causado el mayor dolor en tu vida, una carta donde les dices y les explicas todo el padecimiento que te ha causo sus palabras y actitud. No es una carta de reclamo específicamente, pero si una carta de validación del dolor emocional interno.

Al finalizar la carta le dices:
Agradezco tu presencia en mi vida porque me demostraste lo fuerte que puedo ser, me permitiste aprender, crecer y ser una mejor persona. Ahora puedes retirarte, ya no te necesito.
No tienes que entregar la carta, es solo un trabajo de liberación interna. Incluso puedes hacerlo con personas que han fallecido, la liberación es solo tuya.

3. Busca un lugar tranquilo para escribir en el que no tengas interrupciones de ningún tipo. Apaga el teléfono móvil mientras escribes.

Si deseas profundizar el trabajo de liberación emocional es necesario una guía y apoyo para vivir este proceso. En los distintos talleres y programas utilizamos herramientas liberación para alcanzar una transformación personal verdadera.



taller el despertar del corazón



taller el sana to corazón sna tu vida

1 abril, 2015

0Respuestas enLIBERARTE DEL DOLOR EMOCIONAL Y DE LAS LIMITACIONES"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Próximo Taller Presencial

imagen taller  transforma tu vida

Próximo Taller online

imagen taller  de prosperidad

Formación de Instructor

formación de instructores

Taller para Empresa

imagen taller para empresa
Alejandra Plaza © Diseño web por DISEÑO FS STUDIO

Menús de configuración en el Panel de Administración